¿Alcohol en la familia?

Este folleto es un material de autoayuda para familias con problemas de alcohol. Se recomienda su distribución desde centros sociosanitarios de atención al alcoholismo, a las familias y al menor, así como desde asociaciones de alcohólicos rehabilitados.
1.¿Cuándo el alcohol es un problema?

El consumo habitual de alcohol se convierte en un problema cuando se presentan algunos de los siguientes síntomas:

•La persona “aguanta” cada vez más el alcohol,es decir,cada vez bebe más cantidad sin que se noten,aparentemente,los efectos de la embriaguez.
Esto se debe a que el organismo va creando tolerancia a esa droga.

• Si se reduce el consumo de bebidas alcohólicas, o se deja de beber bruscamente, se experimentan molestias físicas y psíquicas tales como:
temblor, náuseas, ansiedad, irritabilidad, etc. Se trata de síntomas de abstinencia,que desaparecen al tomar una bebida con alcohol.

• En ocasiones, la persona se esfuerza por beber moderadamente, o incluso intenta dejar de beber por sí misma,pero no lo consigue.

• La forma de consumir alcohol acaba ocasionando alteraciones importantes en las actividades sociales y recreativas, e incluso en las ocupaciones habituales. Tanto en casa como en el trabajo resulta difícil mantener el ritmo,se pierde la concentración y aparecen conflictos en las relaciones con los demás.

•En algunos casos no se llegan a presentar todos los síntomas anteriores,o bien son muy leves. Sin embargo, la persona tiene dificultades para controlar el consumo de alcohol a pesar de saber que le ha ocasionado problemas importantes a nivel físico, psicológico o social; o bien no puede evitar beber alcohol en situaciones en las que resulta peligroso, como cuando se tiene que conducir o manejar maquinaria, cuando se está embarazada,o cuando se sufre alguna enfermedad que puede empeo-rar con el alcohol (depresión, ansiedad, enfermedades del estómago, del hígado,etc.).

Si detectas estos síntomas en alguien de tu familia,piensa que el alcoholismo es una enfermedad que se puede tratar

Expertos en el tratamiento de los problemas de alcohol en la familia consideran que convivir con el alcoholismo sería algo parecido a soportar la presencia de un enorme y molesto elefante en el salón, …del que no puedes hablar con nadie.

¡¡¡Empezad a hablar de él!!!
Puede ser más fácil de lo que pensáis. Este folleto está basado en la experiencia de otras familias que han tenido problemas con el alcohol.Por eso,os puede ayudar a entenderlos y a saber cómo actuar.

2.El alcohol en casa
Las familias que tienen un problema de alcoholismo en casa advierten,de una manera u otra, que algo está sucediendo. El alcoholismo altera su organización, sus costumbres, sus actividades cotidianas y sus relaciones afectivas, dando lugar a una serie de síntomas típicos:

1-Desconcierto y confusiónante el problema.Nadie sabe cómo actuar y, en ocasiones, se justifica o se disculpala conducta de la persona enferma ante los demás.Es el mecanismo de la negación.

2-Gran tensión y estrés en todos los miembros de la familia. Temor. Conflictos importantes, discusiones y agresividad.

3-Alteración de las normas, las costumbres y los valores familiares.

4-Incumplimiento de las promesas. Reacciones de enfado y resentimiento. Desconfianza y frustración

5-Sentimientos de culpabilidady reproches mutuos.

6-Poco apoyo emocional y problemas de incomunicación dentro de la familia.

7-No se puede hablar del “secreto de la familia” ni pedir ayuda, ni dentro ni fuera de casa, por miedo y vergüenza.

NO os quedéis “atrapados en la botella” … Hay salida

3.Mi pareja tiene un problema con el alcohol,
¿qué puedo hacer yo? Nadie es culpable de las enfermedades.El alcoholismo,como todas las drogodependencias, es una enfermedad. Ni la persona que la padece ni los que están a su alrededor la han buscado conscientemente,de modo que no hay culpables.

Aunque es cierto que,en las enfermedades relacionadas con el consumo de drogas, es el propio afectado el que debe desear cambiar y responsabilizarse de su tratamiento, tanto los familiares como los especialistas podemos ayudarle. La actitud que adopta la pareja, o las personas cercanas al enfermo, puede ser decisiva para motivarle a realizar correctamente un tratamiento adecuado para superar su enfermedad.

Guía completa

Socidrogalcohol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *