Kai Xin Guo, la nueva droga “de moda” en los karaokes chinos.

Kai Xin Guo
Incautación de la nueva droga Kai Xin Guo Objetos incautados a la banda de ciudadanos chinos que distribuía en Madrid la nueva droga Kai Xin Guo. (Policía Nacional)
Kai Xin Guo —”fruta feliz” o “estado alegre”, en chino— es el nombre de la nueva droga “de moda” en los karaokes y bares frecuentados por la comunidad china en España, gracias a la fuerte adicción que provoca y a sus potentes y peligrosos efectos psicotrópicos, que pueden durar horas.

Según fuentes policiales, la droga no se empezó a detectar en España hasta el año pasado cuando se intervinieron los primeros alijos, de escasa entidad, y siempre en operaciones contra mafias de origen de chino que distribuían las pastillas en locales de ocio.

Esta misma semana, la Policía Nacional ha detenido en Madrid a 67 miembros de una red china dedicada a distribuir drogas de síntesis, entre ellas la Kai Xin Guo, entre sus compatriotas residentes en la capital y en localidades como Parla o Leganés.

La banda, que almacenaba cuatro kilos de pastillas y había amasado una pequeña fortuna con sus negocios ilegales, vendía la droga en prostíbulos y karaokes regentados por ciudadanos chinos y, de paso, extorsionaba a sus compatriotas.

El pasado octubre, la Policía también desmanteló en Madrid otra red de origen asiático especializada en la distribución de drogas de síntesis, como metanfetamina “Ice”, ketamina y Kai Xin Guo, en una operación en la que se retiró del mercado 400 pastillas de “fruta feliz”.

Al igual que la banda desarticulada esta semana, la organización se abastecía con pequeñas remesas de droga que repartían con gran rapidez entre un amplio número de camellos para tener el mercado abastecido, aunque sin acumular grandes cantidades de estupefaciente.

Las pequeñas remesas de droga se repartían con gran rapidez entre una amplia red de camellos

Introducida a través de paquetes postales

Kai Xin Guo es una droga derivada del nimetazepan, una sustancia de la familia de los ansiolíticos y sedantes empleado en medicina para tratar los trastornos de la ansiedad y el sueño.

La droga, que se vende en pastillas, es introducida en España en paquetes postales procedentes de China, con apenas un kilo de estupefaciente, para no levantar sospechas.

En el país asiático, donde la Kai Xin Guo es muy popular, la dosis puede triplicar el precio de la cocaína en su venta al por menor.

De momento, los investigadores no tienen constancia de que la “fruta feliz” haya salido de los círculos de la comunidad china, por lo general bastante hermética y reservada. Hasta hace poco tiempo, la droga más consumida entre este colectivo era la metanfetamina “Ice” y también la ketamina adulterada, conocida entre los adictos chinos como “Kin”.
La ketamina, entre las más populares

La ketamina es un potente anestésico de uso veterinario que provoca alucinaciones y pérdida de conciencia y que “cocinada” y mezclada con otras sustancias se esnifa como la cocaína.

Casi un 2% de los conductores muertos en accidente de tráfico en 2011 habían tomado ketamina.

Su derivado, el “Kin”, se obtiene cociendo la ketamina a fuego lento hasta que se convierte en un polvo similar a granos de sal, que luego son triturados y rebajados con efedrina, cafeína o manitol, para endulzar su sabor.

A diferencia del Kai Xin Guo, el consumo de ketamina o “Special K” se ha extendido mucho en los últimos años, no solo entre la comunidad china.

Prueba de ello es que hace dos años la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes de la ONU (JIFE) ya alertaba del aumento de su consumo en España frente a otros estupefacientes.

Asimismo, la última memoria del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF) señala también que casi un 2% de los conductores muertos en accidente de tráfico en 2011 habían tomado ketamina antes del ponerse al volante.

En la calle, la ketamina se vende en diversas presentaciones, en pastillas, en líquido o en pequeños cristales, todos ellos de efectos devastadores para la salud física y mental.

Si se consume en dosis altas, puede generar problemas respiratorios y fallos en el corazón, especialmente si la sustancia se mezcla con alcohol u otras drogas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *